lunes, 22 de agosto de 2016

Reseña: Sin aliento - Ilsa J. Bick


Han pasado años desde que Jenna a punto estuvo de morir. En aquel entonces, ella también se quedó inmóvil, paralizada por el miedo que invadía cada una de sus células, hasta que oyó la voz de su hermano, como un salvavidas que podía tirar de ella y extraerla de aquel mar de fuego. Ahora, mientras tirita medio muerta de frío, el agente Pendleton le pide que cuente la historia que acaba de ocurrir. Quiere la verdad, como si la verdad tuviera una entidad propia, como si pudiera construirse con palabras.
Ante una grabadora, Jenna cuenta lo que no ha querido compartir con nadie: la temporada que pasó en el siquiátrico, los motivos por los que escribe a su adorado hermano, destinado en Oriente Próximo, el porqué le resulta tan irresistible hacerse daño a sí misma... Y también los problemas de su madre con el alcohol, la hipocresía de su padre y, sobre todo, su relación con el profesor Anderson, que tan considerado fue con ella desde el principio. Su voz guía a quien quiera escucharla por un laberinto de giros inesperados, en el que no hay blanco y negros, y en el que, aunque hace ya mucho que dejó de creer en los cuentos de hadas, aún es posible descubrir dónde se ocultan los auténticos monstruos.

Ilsa J. Bick antes era psiquiatra infantil y forense, si bien ahora se dedica por completo a su carrera de escritora. Licenciada en Literatura y Estudios Cinematográficos, vive en Wisconsin y ha publicado más de quince novelas tanto de adultos como juveniles, muchas de ellas best sellers y galardonadas con premios.

La impresión que me dio este libro es que está bien contado. La autora intentaba transmitir un mensaje claro y con Sin aliento definitivamente lo consiguió.

Esta es la historia de Jenna, una adolescente con bastantes problemas sobre su espalda y un pasado que la atormenta sin remedio. Con padres que están demasiado ocupados y un hermano que se fue a la guerra, ella se siente bastante sola en el momento de comenzar el año escolar.  Allí conoce a un joven profesor y comienza a surgir un relación amorosa que puede considerarse bastante enferma por la diferencia de edades. 
"Porque si eres capaz de posponer el momento en que debes enfrentarte a la realidad, el tiempo se detiene y puedes seguir fingiendo que la vida seguirá siendo como la has conocido; que nada -ni siquiera algo tan maravilloso y terrible como el amor- ha roto tu mundo sin remedio" 
Cualquiera diría que el tipo es un monstruo, un pederasta, viejo verde, asalta cunas y blah blah blah. Pero la verdad es que ambos tenían problemas y en su relación encontraron un refugio y una forma de aguantar un poco más.

Y ese es el mayor punto de la novela, maneja las cosas entre tonos de grises. La vida misma es así, nada es bueno completamente o malo infierno absoluto. 

Los personajes están muy bien construidos, Jenna es muy fastidiosa sin llegar al nivel Bella pero todo se lo perdonamos por su pasado tormentoso. 

Creo que está un poco bastante cargada de situaciones dramáticas, sin embargo esa es la esencia de la historia desde el comienzo. El libro tiene un muy buen ritmo y en las circunstancias en las que Jenna cuenta la historia hace que quieras seguir leyendo para saber qué va a pasar.

Buenos momentos de reflexión y enseñanzas llenan las paginas que ha escrito Bick. En particular algo que me atrae es dice que las personas se ahogan en silencio y lo usan como una metáfora en la sociedad: todo el tiempo hay gente que se hunden en sus propios abismos a nuestro alrededor y nosotros no nos damos cuenta de nada.  

Resumiendo... Una buena historia (un poco exagerada), ritmo excelente, reflexiones muy buenas, y sobre todo una moraleja:
"Una última palabra acerca de este libro: ¿hay en el personas que sufren? Por supuesto. ¿Aparecen monstruos en sus páginas? Sí, al menos uno, seguro. Sin embargo, muchas relaciones se basan tanto en el odio como en el amor; a veces es el sufrimiento el que nos permite crecer, y la realidad es siempre compleja. La experiencia me dice que son pocos los individuos realmente malvados, y que a menudo son las buenas personas quienes, con la mejor de las intenciones, toman malas decisiones y se entrometen en nuestras vidas antes de darse cuenta. La gente se ahoga, en silencio, ante nuestros ojos, constantemente."


¿Es una historia que me marcó para siempre? No, pero definitivamente la disfruté y está muy bien para pasar el rato.

5 comentarios:

  1. Cuando empecé a leer tu opinión me emocioné mucho con la sinopsis. Pero ya luego me di cuenta que este no es un libro para mí. Es decir, soy de historias dramáticas, pero me parece que este libro ya es demasiado. No lo descarto del todo, porque como te digo, esa sinopsis me cautiva. El problema sería conseguirlo XD.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    No lo conocía, pero no creo que lo lea, tengo demasiados pendientes.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Es la primera vez que veo una reseña de este libro, no me llama mucho así que lo voy dejar pasar. Gracias por la reseña.
    Yo también participo en la iniciativa Seamos Seguidores,ya te sigo.
    Te espero en mi blog.
    Un beso desde Aprovecha La Vida Cada Día ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola, sin duda lo dejare pasar, auque la sinopsis, wow, wow, wow... quizas lo deje pasar ahorita pero no lo descartare, por cierto me gusta mucho el diseño de tu blog, si gustas podrias pasarte por el mio. Asi nos leerianos mutuamente.

    Con mucho cariño desde:
    https://mochila-de-libros.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Buenas! no es algo que yo suelo leer, pero una parte mía quedó bastante intrigada, quizás más adelante sino.
    Gracias por la recomendación.
    Saludos.

    ResponderEliminar